Gravedad y movimiento en los cuerpos celestes (1ª parte)

Seguramente, el estudio de las condiciones físicas y ambientales en aquellos planetas y satélites que el ser humano pueda llegar a alcanzar en el futuro es uno de los puntos más importantes de la investigación y exploración espacial. Con esa información, los científicos pueden calcular y comprobar cuáles son los astros con mayor facilidad para la exploración y cuales otros necesitarán de un apoyo técnico más complejo para ser visitados, el tiempo que un astronauta puede pasar en ellos sin sufrir problemas importantes para la salud, o incluso si son posibles los asentamientos permanentes. El cálculo de la gravedad, por ejemplo, permite saber el peso que puede alcanzar un ser humano atraído por un cuerpo distinto al de la Tierra; dependiendo de los resultados, los astronautas podrán adaptarse con mayor o menor facilidad al terreno, en la medida en que la atracción de ese cuerpo se parezca a la que conocemos habitualmente en nuestro planeta.

En la web Your weight on other worlds puedes calcular tu  peso en alguno de los astros más conocidos de nuestro Sistema Solar, incluido el Sol. Te ayudará a tener una idea apróximada sobre las condiciones de peso y gravedad en los planetas y satélites más cercanos al planeta azul.

 iss

Otro de los factores de interés en el camino hacia la exploración espacial y la posible colonización de nuevos mundos son los periodos de rotación y traslación correspondientes a los cuerpos celestes. Un hipotético asentamiento espacial en un planeta o satélite determinado supondrá la relación del hombre con periodos temporales distintos a los que conocemos en la Tierra. La duración de los días y los años serán diferentes, en la medida en que el astro gire con mayor o menor velocidad sobre sí mismo y alrededor de su Sol. Algunos de los astros, incluso, giran en el sentido contrario a como lo hacen la mayoría de los satélites y planetas, encontrándonos en ellos con un Sol que se mueve hacia el Este, la dirección contraria a la que conocemos respecto al movimiento de nuestra estrella más cercana.

A partir de estas cifras, podrás saber el tiempo empleado por cada uno de los planetas de nuestro Sistema Solar en girar sobre sí mismo o alrededor del Sol; esto te ayudará a tener una idea general sobre qué medidas corresponde a cada uno de ellos en este aspecto y cuales serán, en parte,  las condiciones a las que se vería sometido un hipotético asentamiento humano, o las distintas formas de vida, más o menos desarrolladas que allí habitasen, si las hubiera.

Planeta

Velocidad orbital

Periodo de rotación
(días)

Periodo orbital (días)

Mercurio

47,8 km/s

58,6

87d 23,23h

Venus

35,02 Km/s

- 243

224,701 días

Tierra

30 Km/s

1,00

365,2564 días

Marte

24,1 km/s

1,03 (24,6229 horas)

686,98 días

Júpiter

13,07 km/s

0,414 (9h 55,5m)

11a 315d 1,1h

Saturno

9,7 km/s

0,426 (10h 13m 59s)

29a 167d 6,7h

Urano

6,8 km/s

- 0,718 (-17h 14m)

84a 3d 15,66h

Neptuno

5,4 km/s

0,671 (16h 6,5m)

164a 288d 13h

Es importante tener en cuenta que todos estos cálculos solo sirven para hacerse una ideal general y muy limitada de algunas de las condiciones físicas que reinan en otros cuerpos distintos al de la Tierra. En realidad, tanto la atracción gravitatoria como la situación ambiental creada por los movimientos de rotación y traslación dependen mucho de otros factores, como la fuerza centrífuga originada por el movimiento de rotación, los diferentes puntos de latitud dentro del mismo astro o la inclinación del eje de rotación. Además, es imposible considerar cada uno de los factores por separado para hacernos una idea de como sería la vida en otros mundos, pues es precisamente de la combinación de esos factores de lo que resulta unas condiciones únicas para cada unos de los planetas y satélites; así, por ejemplo, para pensar en las condiciones derivadas del movimiento de rotación de un planeta, habría que considerar si el astro tiene un eje de rotación inclinado respecto al Sol, si tiene además una atmósfera donde pudieran desarrollarse fenómenos climáticos tal y como los conocemos aquí en la Tierra, etc.

Ver Gravedad y movimiento en los cuerpos celestes (2ª parte)

About these ads

3 comentarios

  1. Por que la velocidad orbital de Saturno se mide en Metros por segundo?

  2. En realidad es un error de transcripción; lo correcto hubiera sido poner 9,7 km/s (que es lo mismo). Ya está corregido.

  3. [...] por esto, pienso que lo mejor sería hacer una revisión de la entrada sobre la gravedad y el movimiento en los cuerpos celestes de la semana pasada, sobre todo por enmendar la falta de casos especiales, particularidades, etc, que hubieran dado una [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: